Un flujo de trabajo o workflow es una serie de pasos que se atraviesan para supervisar y completar un proceso empresarial desde el principio hasta el final. Estos dan la ruta de trabajo, define cómo se gestiona un documento, una actividad e indica quién debe completar cada cosa.

En ese sentido, ¿qué debe tener en cuenta una empresa para que se cumplan con éxito? Lo más importante es tener claros los tres componentes principales de un flujo de trabajo: aporte, transformación o proceso y producto.

Son las personas, los equipos, materiales y recursos en general indispensables para alcanzar el objetivo.

parte de los empleados, resultados de calidad, mayor adaptabilidad para aquellos elementos nuevos que se integran al flujo de trabajo, disminución de riesgos y errores, transparencia, registro y control, etc.

Ahora bien, no solo se debe tener en cuenta lo anteriormente mencionado, otro aspecto fundamental y que no se ha mencionado directamente es la necesidad imperativa de contar con un buen software para que supla todos estos frentes.

Sin un software de flujos de trabajo se gasta un tiempo significativo orientando e instruyendo a los empleados sobre la práctica de los procesos; pero con un sistema adecuado se le brinda al equipo de trabajo facilidad y autonomía para cumplir los propósitos empresariales.

Idioma»
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Abrir chat
¿Necesitas asesoría?
Hola,
Estamos listos para asesorarte.