Cuando las empresas optan por adquirir un sistema ERP deben tener en cuenta varios aspectos para así maximizar la eficiencia y la productividad que tanto esperan en cada una de sus áreas. En un mercado tan competitivo y lleno de ofertas esta decisión puede ser confusa o difícil y se hace imprescindible contar con una ruta que dé la guía para escoger la solución adecuada.

Antes de seguir dicha ruta, debes definir qué propósito tendrás con el sistema ERP, los requisitos de tu negocio y los objetivos cualitativos y cuantitativos claros. Así mismo, debes comprender las tecnologías que necesitarás para que tu inversión valga la pena, los aspectos funcionales y las integraciones especializadas que tu compañía pueda requerir.

Ahora bien, los 6 pasos claves en la elección de tu ERP son los siguientes:

DEBE SER ESCALABLE Y PARAMETRIZABLE:

Se debe contar con una solución ERP flexible que satisfaga las necesidades del mercado y se adapte al entorno cambiante y competitivo de este, ya que, al cumplir estas características, logra optimizar las grandes reuniones de aprendizaje de la herramienta convirtiéndolas en livianas, agilizando la adaptabilidad. Por ende, es de gran relevancia que el sistema que se adquiera esté preparado para crecer conforme al negocio; así se garantizará el ROI a largo plazo y se mantendrá un perfil de negocio actualizado, eficiente, rentable y productivo. En el mercado podremos encontrar softwares como MAX, JOBBOSS y Dynamic GP como algunos de estos softwares fundamentales modulares que te ayudarán a incrementar la disponibilidad y la accesibilidad a los datos almacenador. Eso nos permite una escalabilidad en las bases de datos, convirtiendo uno de los retos actuales en realidades productivas.

Idioma»
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Abrir chat
¿Necesitas asesoría?
Hola,
Estamos listos para asesorarte.